Breve reseña de este secuenciador que, aunque es realmente muy básico, puede llegar a ser útil en determinados contextos dadas sus posibilidades.

Victoria Soler Martín
12 marzo 2024
Share Button

Lo primero que se percibe en este secuenciador es su sencillo manejo y cómo han logrado que sea extremadamente intuitivo. Bastará media hora de exploración, sin acudir prácticamente a instrucciones, para ver todas sus posibilidades (que no son pocas a pesar de su sencillez).

Dispone de una línea de tiempo muy clara, al estilo de la mayor parte de los secuenciadores existentes, con un teclado de piano a la izquierda. A partir de ahí, todas sus herramientas son –como ya se ha dicho- intuitivas y de un manejo extremadamente sencillo.

Por ejemplo, dispone de diferentes presets con instrumentos, a los que podemos asignar un color determinado e, incluso, manejar diferentes parámetros de manera independiente (volumen, reverb, ecualización, afinación, panorámica, etc.). Además de las típicas herramientas de edición (cortar, pegar, dividir, borrar, etc.), es posible cambiar el compás, definir una tonalidad o visualizar el grid en base a un valor: blanca, negra, corchea, semicorchea, etc., que nos va a ser muy útil en el momento de secuenciar. También dispone de un metrónomo y, por supuesto, la posibilidad de añadir las pistas que sean necesarias.

Se trata de un proyecto comunitario en el sentido de que se pueden guardar las secuenciaciones para que otros miembros del grupo las escuchen, además de tener un chat, foro y wiki.

En definitiva, un secuenciador sencillo en su manejo pero con las posibilidades básicas de cualquier herramienta profesional, todo ello pensado para su uso online.

Podemos acceder a este recurso desde este enlace.

A excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, éste artículo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International Licencia.

Share Button