Entrevista de Joan Gómez Alemany a María Rubio en torno a su Premio Carles Santos.

Joan Gómez Alemany
8 febrero 2024
Share Button

Joan Gómez Alemany: Recientemente tu disco "Se hace saber" editado por IBS Classical ha recibido el Premio Carles Santos a mejor disco de música contemporánea y experimental. Además, ya se han escrito varias reseñas sobre él en diferentes medios. Nos puedes hablar sobre esto, cómo recibiste la noticia del Premio, si esperas que el disco aún tenga mayor difusión o más reseñas, etc.

María Rubio: Recibir el premio Carles Santos ha sido una sorpresa, no esperaba que un disco en el que el protagonista es un instrumento como la trompa, tan poco común en el repertorio solista contemporáneo, fuera valorado de esta forma. Es una gran satisfacción que un jurado especializado haya considerado que el disco merece el premio, y creo que va a suponer un gran empujón en su difusión. Ha sido una pena no poder estar presente en el acto de entrega de premios, de hecho, lo vi en directo en la televisión justo cuando volvía a casa de trabajar, tenía concierto con la Orquesta de València.
J.G.A.: Sobre el disco, es un proyecto que lleva años preparándose ¿Puedes comentarnos cómo surgió la idea, se ha ido desarrollando y qué características tiene este trabajo discográfico?

M.R.: La idea surgió durante los meses posteriores al confinamiento, la actividad musical estaba muy limitada y necesitaba una motivación para seguir creciendo musicalmente y, al mismo tiempo, aislarme del “desierto” en el que se encontraba la música en directo. Los músicos, y creo que en general todos los artistas, necesitamos retroalimentarnos, nuestra profesión tiene un gran componente emocional que fluctúa junto a las circunstancias que nos rodean, ya sean físicas, laborales, ambientales,… por esta razón la creatividad está tan ligada a períodos concretos. En este período tan complicado sentí la necesidad de “crear” algo, tenía un excelente material que Voro Garcia había creado para mí apenas dos años antes y era la oportunidad de dejarlo grabado y que sirviera de referente para otros trompistas. Obviamente no era suficiente para un trabajo discográfico, así que empezó la selección  de obras para conformar un disco que reflejara diferentes estilos y formaciones, esta búsqueda fue una experiencia maravillosa de descubrimiento de compositores y compositoras extraordinarios. Afortunadamente conté con la guía y consejo de Voro Garcia y de Paco Moya (IBSclassical), que además me animaron a encargar dos magníficas piezas.

J.G.A.: ¿Cómo surge tu interés por la música contemporánea y qué repertorio has interpretado a lo largo de tu trayectoria, ya sea para trompa a solo, con agrupaciones de cámara o incluso orquesta?

M.R.: Mi interés en la música contemporánea surge realizando mi postgrado en Musikhochschule Freiburg, allí empecé a conocer repertorio para mi instrumento. Me marcó mucho preparar Appel Interestellaire de Messiaen, era la primera vez que me enfrentaba a una obra “contemporánea” y trabajarla con mi profesor Bruno Schneider me hizo apreciar la importancia de extremar la precisión en todos los aspectos, tanto técnicos como de lenguaje, para poder abordar musicalmente la pieza. Con agrupaciones de cámara he tenido la suerte de formar parte de Quintet Cuesta y poder estrenar, grabar e interpretar prácticamente todo el repertorio contemporáneo para quinteto de viento. Y con orquesta, mis mejores experiencias en música contemporánea han sido con Berliner Philharmoniker con directores como Daniele Gatti y Simon Rattle, la implicación y respeto hacia este tipo de repertorio tanto de los músicos como de los directores es envidiable.

J.G.A.: Siendo miembro de la Orquesta de València, ¿Piensas que la institución orquestal dedica suficiente esfuerzo a la difusión de la música contemporánea, o se centra demasiado repertorio clásico? ¿Cúal es tu opinión y experiencia sobre ello?

M.R.: La Orquesta de València, como cualquier otra orquesta, está a expensas de los intereses de sus directores artísticos, así que depende de la línea de programación que se quiera llevar en cada momento. El principal problema que tenemos es que durante mucho tiempo la programación contemporánea fue algo casi marginal, y hace unas dos temporadas se apostó por una programación con mucha música contemporánea, pero no se tuvo en cuenta ni al público ni a los músicos… Para poder programar obras del s. XXI no puedes saltarte gran parte de la música de s. XX, no puedes pretender que un público que no ha escuchado la evolución de la música en los últimos 100 años se encuentre cómodo en piezas compuestas hoy en día, provoca rechazo. Hay que programar también para “educar” al oyente, de forma progresiva e incorporando la música contemporánea a los programas cotidianos, no solo marginarla a festivales.

Lo mismo pasa con los músicos, no se puede pretender que dominen todas las técnicas extendidas cuando apenas se han trabajado en la formación, además, se habría de insistir en proporcionar este tipo de repertorio a los mejores directores. A pesar de todo esto, creo que por fin en la Orquesta de València se va a poder escuchar ya un repertorio contemporáneo de forma regular y con calidad.

J.G.A.: Perteneces al Quintet Cuesta, una agrupación de cámara valenciana dedicada a la música contemporánea ¿Puedes hablarnos de esta agrupación, de su trayectoria y proyectos?

M.R.:  El Quintet Cuesta lleva más de 40 años en activo, yo formo parte del grupo desde hace casi 20 años. Como comprenderás la trayectoria a lo largo de 40 años es inmensa, discos, estrenos, festivales… El quinteto, sin ser “especialista” en música contemporánea, se convirtió en un referente de esta música porque durante mucho tiempo ha sido la única formación estable de este tipo capaz de abordar el repertorio contemporáneo. La seriedad y respeto a la partitura es la base para poder abordar con éxito esta música, el compromiso del grupo no pasó desapercibido para la mayoría de compositores españoles a los que hemos estrenado piezas, tener la confianza de Luis de Pablo, López López, Del Puerto,… es la garantía del trabajo bien hecho.

J.G.A.: Por último y si se pueden revelar ¿Tienes algunos proyectos futuros que quieras compartir con las y los lectores?

M.R.: El próximo proyecto como solista con orquesta será la Serenata de Britten en el mes de abril, y estoy a la espera de que cuajen 2 proyectos de música contemporánea, uno de solista  con orquesta y otro en formación camerística. ¡A ver si hay suerte!

A excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, éste artículo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International Licencia.

Share Button